Destacados Lifestyle

Viaje en familia a Alcalá del Júcar

1 octubre, 2021

Muy buenos días! Ya que me habéis pedido que empiece a compartir más cosas de estilo de vida, maternidad, viajes y gastronomía me lanzo a contaros la experiencia de nuestro viaje a Alcalá del Júcar con nuestra bebé de un año y nuestras tres perras. 
Decidimos visitar esta localidad porque nos pillaba cerca de casa relativamente (a unas dos horas y media en coche) para ver si este viaje salía mejor que el primero que hicimos con Valentina a Almería (estuvimos en Carboneras, Las Negras…) en el que lo pasamos regular porque no terminaba de adaptarse a comer en restaurantes, dormía muy poco, lloraba mucho… y al final terminábamos en el apartamento intentando sobrevivir. En ese momento la nena tenía 9 meses.Al cumplir el año decidimos intentarlo de nuevo y, esta vez, la escapada resultó ser todo un éxito y eso que aquí nos la jugábamos mucho porque además nos fuimos todos al completo, incluidas las perras jajajaja.
Dicho esto… os cuento la experiencia.


¿Es Alcalá del Júcar accesible para ir con carrito y bebé?

Pues no mucho, la verdad… y ese fue el primer error al escoger este lugar que es precioso y os recomiendo visitar pero a ser posible con un hijo más mayor, sin carro e incluso me atrevería q decir que sin mochila o fular de porteo. La localidad es toda empedrada, con unas cuestas tremendas, casi toda peatonal (por lo que hay que aparcar bastante lejos) y encima el suelo es resbaladizo (nosotros libramos pero vimos caerse a bastante gente)… Para recorrer la zona optamos por coger el carrito (que es bastante pequeño, ligero y plegable) y la mochila de porteo. Para las bajadas usábamos el carro y para las subidas uno lo cogía plegado y el otro porteaba a la peque. De esta manera nos apañamos pero fue una auténtica muerte y destrucción… Eso si, los perros gozaron lo que no está escrito jajajaa tiene mogollón de zonas verdes, parajes increíbles y un clima muy agradable.



¿Que ver en Alcalá del Júcar y alrededores?


En primer lugar tengo que decir que este sitio es de postal, así que preparad las cámaras de fotos porque cualquier rincón es fotografiadle. Casitas blancas entre montañas, calles empedradas, el río Júcar… así que yo os recomendaría varias cosas imprescindibles.


-El castillo. Visitable todo el año pero no apto para carrito de bebé. Tiene muchos escalones y hay que hacerlo con la mochila de porteo. Eso sí, merece la pena destrozarse la espalda porque las vistas son maravillosas


-La iglesia de San Andrés Apóstol. Nosotros no somos muy de visitar iglesias pero tenemos que reconocer que es preciosa. Data del siglo XVI y su torre tiene 70 metros de altura. Es muy llamativa y pintoresca.


-Las cuevas del diablo y de masagó. Son aptas para carrito, solo hay un tramo de escaleras pero nada que no pueda solventarse cogiendo el carro a mano. Están conectadas entre sí y la verdad es que son muy chulas. En la cueva del diablo hay dentro una cafetería donde poder tomar algo al finalizar la visita. 


-Playa Del Río Júcar y el Puente Romano. Impresionantes ambos. Están prácticamente al lado y es la zona por la que nosotros pasábamos a diario para llegar a los parques, restaurantes, supermercado… ya que estábamos alojados en una casa cueva muy cuca en pleno casco histórico (por así decirlo)…


-Mirador. Cogiendo la carretera que une Alcalá del Júcar y la pedanía de Las Eras encontramos un mirador (donde hay un restaurante espectacular)desde el que vamos a tener una vista fabulosa de Alcalá del Júcar. Digna de postal.


-Museo del cine. Nosotros no tuvimos la oportunidad de verlo porque estaba cerrado pero si los buscáis por internet seguro que os llama tanto la atención como a nosotros y os apetecerá verlo jeje a ver si tenéis suerte y lo pilláis abierto.


¿Dónde comer?

Os voy a recomendar los sitios donde nosotros comimos y nos encantaron.


-En primer lugar os recomiendo con un 10 el restaurante El Mirador, ubicado en el propio mirador donde además de una gastronomía exquisita podréis disfrutar de unas vistas inmejorables. Tienen terraza, zona chill out para tomar una copa después de comer… a nosotros nos encantó y si volvemos por la zona repetiremos sin dudarlo.


-Fogones el chato. Destaca su carne a la brasa pero ya os adelanto que cualquier cosa que podáis estará para chuparse los dedos. Tiene una zona exterior que recuerda a un merendero y es un lugar muy agradable para disfrutar en familia y luego dar un paseo cerca Del Río.


-Café-bar La Hondonera. Aquí se come de tapeo y hacen unos desayunos riquísimos. Nosotros veníamos aquí todos los días a almorzar y además los dueños son encantadores… se puso a llover y como también tienen una nena de la misma edad de la nuestra se ofrecieron a dejarnos el chubasquero de carrito que a nosotros se nos había olvidado. Además este bar es una cueva! Por lo que además de disfrutar de su comida tenéis la oportunidad de hacerlo en un lugar con mucho encanto.


-Torres Lounge-bar. Este sitio también es de tapeo y está muy rico. Se ubica al lado de “la playa” y está enfrente del parque… por lo que aquí hacíamos parada técnica antes de subir a Valentina a los columpios (había que coger fuerzas) jajajaja. Justo al lado también se coge un trenecito turístico que te lleva a las zonas más emblemáticas de Alcalá del Júcar.



¿Donde alojarse?

Nosotros desde que tenemos a la peque siempre reservamos a través de Airbnb. Escogimos una casa cueva pero si vais con peques no os lo recomiendo. Son muy húmedas, están en zona bastante inaccesible y hay que tener enchufados deshumidificadores todo el rato con el ruido que eso conlleva. Os recomiendo mirar hoteles, hostales o otro tipo de apartamentos turísticos ubicados en la parte baja de Alcalá del Júcar. 


Y hasta aquí nuestra escapada a Alcalá del Júcar… ahora nos vamos a hacer una rutita por el norte.. os iremos contando qué tal va el viaje y que ver por las zonas que vayamos a visitar. Mil besos!


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Dejar una respuesta

error: