Actualidad Artículos Diseñadores Entrevistas y reportajes Moda y tendencias Noticias y eventos Prensa

Tercera jornada Mercedes Benz Fashion Week Madrid septiembre 2017

La tercera jornada de Mercedes Benz Fashion Week ha sido de lo más interesante. Menchén Tomás ha presentado su colección “El viaje” donde las prendas recorren un camino donde la gama de los verdes y los azules se extiende en su máxima expresión. El rojo es el color que otorga la fuerza a los diseños que, por cierto, contienen volúmenes, relieves y asimetrías. Sin embargo la colección de Menchén Tomás sigue fiel a sus orígenes con telas muy características como la seda, la gasa o el popelín. Algunos estampados como la raya diplómática también continúan en sus diseños como marca de la casa.

Malne, por su parte, ha presentado una colección inspirada en Ibiza y la libertad que representa la propia isla. Con aires de los años 70 reivindica la alta costura frente al see now buy now y el pret a porter. Una colección en la que los materiales de alta calidad y la distinción han sido los protagonistas indiscutibles. En pocas palabras, la vanguardia, el estilo y la personalidad han sido la definición de la colección que Malne a presentado en la pasarela.

Pepa Salazar apuesta por los elementos orgánicos y se une a la moda sostenible con materiales reclicados y propios de la industria alimentaria. En su colección ha mezclado el lujo de la alta costura con la reutilización y lo ha logrado mediante patrones desestructurados, con elementos superpuestos y creaciones a modo de patchwork. Los flechos, el tul y las gasas son algunas de las telas que protagonizan su colección en tonos más nude, beig y empolvados, mientras que las telas más gruesas como el terciopelo brillan en tonos vibrantes como el azul, el gris o los metalizados.

Roberto Torreta apuesta por la elegancia y la sofisticación en una colección inspirada en uno de los mayores placeres de la vida: los viajes. Su paleta cromática juega con los rojos, azules y colores femeninos que realzan la elegancia propia de la mujer. Las sedas y los tules propios del verano se combinan con prendas más abrigadas para los primeros días de primavera como el cachemir. Los tonos más veraniegos son cítricos donde entran los amarillos, naranjas y mandarinas contrastando con los tonos azulados del mar.

Ana Locking, como siempre, rompedora y reivindicativa, se lanzó a la pasarela con una ironía enorme -literalmente sobre la política de Donald Trump.  Una colección cargada de matices políticos, sociales y críticos denominada “Preachers & Believers” (predicadores y creyentes) donde los corpiños han sido la prenda estrella de sus diseños. Sus creaciones han sido totalmente urbanas, modernas con gran carácter que se ve con superposiciones, paillettes, brillos y el jacquard como grandes protagonistas de la colección.

Por su parte, García Madrid que presentó una colección enteramente masculina, reinventa la sastrería con un toque sport y urbanita. Los azules profundos son los colores predominantes de la colección que se mezclan con otros más ahumados como los grises o marrones.  García Madrid además apuesta por incluir bermudas combinadas con smoking y apuesta por la chaqueta de tres botones.

Alianto sorprendió sobre la pasarela con estampados que inspiran a diferentes partes del mundo.  Su colección, inspirada en la pintora estadounidense Jessie Arms Botke se basa en las aves exóticas. Una inspiración que se ha visto reflejada en estampados como las rayas, los vestidos sueltos con caída y aires románticos o tejidos como el terciopelo, el plumeti, los encajes y el tul.

 

 

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Dejar una respuesta

error: