Actualidad Artículos Diseñadores Prensa

París Fashion Week para Theomoda Magazine

3 noviembre, 2016

Muy buenos días! Hoy empezamos la mañana con este artículo donde os descubro todas las tendencias de la semana de la moda de París. Tenéis el artículo y mucha más información de moda en la web de Theomoda Magazine.

14915481_1101097696664650_7450829861303647369_n

MILLENIALS, MIMETISMO Y NUEVOS CONCEPTOS EN PARIS FASHION WEEK

Inmaculada González

Una de las semanas de la moda más importantes del mundo y, sin duda, la de más renombre a nivel europeo es la de París. Nueve días de opulencia en los que la ciudad de la luz recibe a infinidad de celebrities en busca de lo último en moda y tendencias. Las pasarelas son sólo una parte de este gran encuentro emblemático de la moda porque el front row y las calles también se convierten en un escaparate de los diseñadores.

París, conocida también como la ciudad de la moda, se convierte durante los días de la Fashion Week en el núcleo comercial, sobre todo, para asiáticos y rusos. Una cita donde los diseñadores y grandes casas como Chanel, Dior, Balenciaga o Valentino muestran unas colecciones que, con el paso del tiempo, han transformado el concepto de alta costura acercándose cada vez más al pret a porter con toques de lujo y glamour.

Stella McCartney jugó con los volúmenes y presentó una colección muy versátil compuesta de pantalones abombados con grandes fruncidos a la cintura y con una paleta de color donde predominaron los tonos tierra, los azules en su máxima expresión y unos zapatos tipo stiletto abotinados que ponían el broche a una colección pensada para una mujer urbanita, lúdica y con un toque sporty.

Dior presentó unos diseños fluidos y directos que dejaron entrever una nueva  experimentación en vestidos más informales con una tendencia que algunas celebrities ya han mostrado en las calles: los bolsos cruzados en bandolera. Sin embargo Dior no perdió su esencia romántica y lo demostró con sus imponentes vestidos en color carmín. Otra de las tendencias, inspiradas en El Bosco, son la de las sedas con bordados emulando hojas y flores sobre estampados sutiles y vaporosos.

Hermés ha marcado un claro estilo luxury-casual en el que combinaba prendas de corte más informal con tonos más vivos y llamativos con accesorios o gabardinas joya que aportaban ese toque de lujo y distinción.

Chanel no dejó indiferente a nadie. Demostró que esta firma icónica no sólo se mantiene en boga gracias a su pasado sino que Chanel también es presente y, sobre todo, futuro. Así inspiró su colección en la que vistió a los millenials. Una forma de ampliar y de llegar a nuevo público que se aleja de sus aires clásicos, sobrios y elegantes. Chanel supo combinar su esencia con un cambio que se adaptó perfectamente a la transición de generaciones y a las nuevas necesidades imperantes entre los jóvenes.

Toques vanguardistas, colores ácidos, combinación de texturas y pequeñas incorporaciones tecnológicas en sus diseños que encajan muy bien con el nuevo concepto de moda del siglo XXI.

Otro de los diseñadores que acaparó la atención del público fue Saint Laurent. Una colección pensada para la mujer más ociosa y festiva en la que las transparencias, las gasas  y la sensualidad han marcado los diseños junto a dos claros protagonistas: los metalizados y los terciopelos que ha sabido conjugar a la perfección con toques naturales de piel y cuero.

Combinaciones lujuriosas que dejaban entrever las zonas más sensuales de la silueta femenina a la par que se hacía una oda a los años 80 con vestidos y tops propios de esa década.

Una pasarela en la que, a grandes rasgos, ha podido verse una continuidad en las tendencias marcada por los contrastes de texturas, motivos estampados y geométricos, transparencias, bordados y brocados. Han vuelto la tendencia ochentera, los motivos americanos y la hegemonía renacentista con sedas, gasas y opulencia.

También se han visto apuestas sencillas pensadas para llevar la elegancia de una forma relajada y práctica en el día a día. Vestidos, camisetas y blusas con toques anchos y voluminosos; faldas midi con estampados simples y pantalones oversize de talle muy alto y cinturas muy marcadas; vestidos camiseros con toques minimalistas y una gran parte de vestimenta casual a través de gabardinas, monos, shorts y jeans.

Para la noche predominaron las tendencias donde los vestidos rectos con algún detalle de pedrería, transparencia o volúmenes se combinaban con flecos y piezas de cuero pensadas para trasladar de la noche a la mañana. Combinaciones de estilos, mixturas de color y estampados que dan paso a una nueva era en el concepto de la moda: La nueva alta costura es el pret a porter y ya no hay tanta diferencia en la moda de día y noche sino que se fusiona para dar paso a creaciones más ambiguas marcadas por el mimetismo y la sinuosidad.

 

 

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Dejar una respuesta

error: