Artículos

5 RAZONES POR LAS QUE TENEMOS FACEBOOK (Y QUE NO NOS GUSTA RECONOCER)

21 diciembre, 2014

 

Más de una vez os habréis parado a analizar qué es lo que hacemos realmente en Facebook y para qué lo queremos en el fondo, pero nunca lo decimos. Nosotras nos hemos decidido a contarlo gracias a las opiniones de amigos y lectores y… estas son las conclusiones a las que nos han hecho llegar:

 

  1. Ese «amigo» de Facebook

Hoy he publicado un acontecimiento importante en mi Facebook y al repasar los «me gusta» me he dado cuenta de cuánta gente tengo agregada con la que no he llegado a interactuar en persona… Seguro que sabéis de qué hablo. Resulta que un día de fiesta saliste y te intercambiaste con un chico monísimo tu perfil… Quizás te agregó (o agregaste) al amigo de una amiga con la excusa de… O puede que, de repente Facebook te lo propusiera como amigo, te llamase la atención y… ¿quién sabe?, igual Facebook conoce al amor de tu vida…

Sin embargo luego piensas en frío.. .¿Para qué lo quiero? Te gusta, sí, pero nunca has hablado con él… Repasas sus fotos, estás al tanto de su vida en diapositivas pero… Nada más… Tan sólo una felicitación de cumpleaños o un «me gusta» cuando cuelgas algo que llama su atención  una vez al año. Quizás esa sea la primera vez que interactuáis y la última…

Chicas y chicos… Facebook no sirve para ligar… Ni siquiera para mantener el contacto con esos amigos de la infancia a los que odiabas pero, hoy, solicitan tu amistad en Facebook. Esta red social sirve, en la gran mayoría de los casos como hilo conductor del cotilleo y postureo.

  1. El postureo:

Por favor, no más fotos de «morritos» ni caras artificiales que jamás pondrías en una situación normal. Está bien que metas barriga, que busques tu mejor perfil o que te maquilles como una puerta para disimular granos, arrugas y tu piel más blanca que una pared…. Pero de ahí a querer parecer una femme fatale (y no hacer el ridículo en el intento)… Hay un rato (y largo).

Y para los chicos, basta ya de esas fotos de musculitos en la playa o en el gym (en verano siguen siendo repugnantes pero… ¡es que ahora es invierno!) Ah, y otro dato: No porque llevéis un tupé y una camiseta ajustada estáis atractivos… arrggg más bien todo lo contrario. Y una última cosa… ¿De dónde viene esa afición de haceros fotos con mil tías que ni conocéis pero que están buenas? ¿Para fardar en Facebook? :S

¿Os habéis percatado también de esas fotos de fiesta? Esas son las que más me gustan… Nos dedicamos a mostrar cómo se nos va descomponiendo la cara con el paso de las horas nocturnas y alguna copa de más… Las colgamos para alardear de lo bien que nos lo montamos y las fiestas a las que acudimos. Sin embargo, aunque esa sea tu intención el resto de tus amigos de Facebook piensan «qué fantasma» , o dicen, «mira qué careto».

 ¿Algo más para autodestruirnos? Sí… El tema cotilleo, más claramente, el tema «ex».

  1. Cotilleo 1. La(s) «ex» (o los «ex»):

Ahora también sabrás de qué hablo. La «ex»… Esa mujer a la que detestas aunque no te haya hecho absolutamente nada (sobra con que exista y haya compartido los labios de tu chico para odiarla)… Sin embargo tus dedos parecen estar poseídos y no puedes evitar teclear su nombre. ¿Para qué? Para ver si es más mona que tú (que, aunque lo sea, jamás lo reconocerás), si tiene más patas de gallo o, simplemente, buscar cualquier cosa que parezca negativa para regocijarte en su desgracia. Desafortunadamente,  lo que estás haciendo en realidad es cavar un agujero para meter tu autoestima que está a punto de autodestruirse. Por cierto, esto es igual en los chicos pero si a nosotras nos cuesta reconocerlo… ¡Imaginaros a ellos! XD

¿Pero qué estamos haciendo?…. Aún así, por si esto no fuera suficiente… continuamos…

  1. Cotilleo 2. Nuestro(s) «ex» (nuestra(s) «ex»):

¿A vosotros también os los sugiere Facebook como amigos? ¿Por qué? ¿Qué está pasando? ¿Por qué Facebook me sugiere a esos gusanos indeseables que todavía no sé por qué fueron parte de mi vida en un momento determinado? No obstante, aunque nos den ganas de vomitar… Todos, y digo TODOS, hemos pinchado en alguno para ver qué es de su vida.

Lo habéis pensado ya… Estamos locos de atar… Resulta que Facebook no sólo nos sirve para cotillear y posturear sino también para hundirnos moralmente en muchos casos…

  1. La limpieza:

Seguramente ya has empezado a hacerlo, probablemente a mitad de este artículo. Has decidido hacer limpieza de tu página de Facebook. Estás decidido a dejar solamente a amigos, familiares, gente que te importa del trabajo… Y quizás te decidas, también, a borrar alguna foto de aquella noche en la que estabas medio tirada en el suelo, con los zapatos en una mano y el cubata en la otra. O en el caso de los chicos, se decidan a borrar, por fin, esas fotos metrosexuales que son horrorosas, de hecho yo las definiría como «ridículo-asexuales». En ambos casos, hacéis bien, por fin vais a tener una red social que no mine vuestra reputación y autoestima.

Sin embargo habrá otras personas a las que este artículo les causará el efecto contrario, de repente al llegar a los puntos del cotilleo se les habrá encendido la bombillita y habrán pensado: «Hace tiempo que no sé qué es de esta persona, voy a cotillear». Seguro que tú has sido uno de ellos o ibas a hacerlo justo al terminar de leer esto…

¿Me equivoco? XD

NOTA IMPORTANTE: Este artículo, como podéis observar tiene un toque humorístico e irónico y en ningún caso pretende ofender a Facebook ni a ninguno de sus usuarios 😉 Espero que hayáis pasado un buen rato leyéndolo 😉

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Dejar una respuesta

[jetpack_subscription_form]

error: